Poetas debemos tener hambre de realidad: Óscar Oliva

A sus 80 años de vida, el escritor chiapaneco, Óscar Oliva, ratificó su convicción en el poder creativo y transformador de la escritura para contribuir en la transformación de la realidad política y social
Compartir
Poetas debemos tener hambre de realidad: Óscar Oliva
(Foto: Tomada de agencia.unicach.mx)
22/01/2017
06:43
Oscar Gutiérrez
-A +A

La Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), escritores y ciudadanos homenajearon al poeta chiapaneco Óscar Oliva, en ocasión de su 80 aniversario.

A sus ocho décadas de vida, el autor de “Áspera cicatriz”, “La voz desbocada” y “Trabajo ilegal”, entre otros libros, ratificó su convicción en el poder creativo y transformador de la escritura para contribuir en la transformación de la realidad política y social, no obstante los riesgos de supremacía y “períodos sombríos” que representan personajes como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Incluso, advirtió que “el momento actual es más violento, trágico y dramático” que los de 1960 a 1970 cuando su poesía surgió al lado de Jaime Labastida, Eraclio Zepeda, Juan Bañuelos y Jaime Augusto Shelley, con quienes formó el grupo literario “La Espiga Amotinada”.

El poeta originario de Tuxtla Gutiérrez sostuvo que a más de cinco décadas de trabajo literario su poesía mantiene la ira y la cólera iniciales y el compromiso de la escritura con las causas justas del pueblo.

Esto quiere decir, agregó, que ante la realidad global y de México “tan descompuesta y de cabeza, los poetas debemos tener hambre de realidad y expresarla en nuestros escritos”.

El papel y la misión histórica del poeta, abundó Oliva, es escribir del entorno y exaltar los valores y la belleza, como lo han hecho los autores clásicos; no sólo exponer el coraje y la indignación, sino plasmar poesía exacta y realista.

Los poetas deben escribir con sentido de libertad y compromiso por las mejores causas humanas, asentó Oliva, quien fue miembro titular de la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI) para los Diálogos de San Andrés entre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Gobierno Federal, tras el surgimiento del estallido armado en Chiapas en 1994.

“Debe también el poeta comprometerse con “la utopía” en medio de la opresión y el imperialismo donde se maltrata no sólo al pueblo y los trabajadores sino a la conciencia de los escritores, como ocurrió con los gobiernos surgidos del nacional socialismo y el fascismo”, expresó.

“Ocurre que ahora también son tiempos sombríos con un imperialismo que ya estaba pero que podría agudizarse con Trump en la presidencia del país más poderoso del mundo, y con quien se podrían arreciar los riesgos de guerras y problemas”, expuso el Premio Chiapas en Artes.

Óscar Oliva llega a sus 80 años con una jornada de reconocimientos y con la certeza de que con el quehacer literario se puede contribuir a un cambio social más justo, noble, generoso, así como a un futuro más promisorio.

A su edad retorna también a los micrófonos de la radio universitaria, donde cada noche de viernes transmite y comparte con el público su programa “Iniciamiento”.

Compartir